domingo, 24 de marzo de 2013

Escribir: muy difícil

Hace unos días leí en la prensa que en unas oposiciones de magisterio, habían suspendido muchísimos aspirantes, y no solo que habían suspendido sino que habían cometido fallos garrafales, como decir que la gallina es un mamífero, no conocer por dónde pasa el Ebro o cualquier otra barbaridad, y sobre todo gran cantidad de faltas ortográficas.
Escribir correctamente nuestro idioma no es algo fácil, pero quien se va a dedicar a ello si que tendría que esforzarse un poco en dominar la escritura. Nuestro insigne premio Nobel, Juan Ramón Jiménez ya intentó simplificar estas dificultades, y así él siempre escribía la jota en palabras como: jente, jenio,jirar, jente, jitano... y la ge la dejaba para palabras como: guasa, guante, gota,.., pero como es obvio nadie le hizo caso y hoy en día seguimos igual: luchando contra nuestras dificultades. También, es cierto, que algunas veces el desconocimiento que tenemos de nuestro idioma ha salvado a más de uno de algún golpe. Hace ya tiempo que leí en una biografía de Valle-Inclán, escrita por Ramón Gómez de la Serna, en la cual éste escribía que estando en una manifestación donde la policía golpeaba a la gente que había en la calle, don Ramón María le gritaba a la policía: “zicarios, zicarios”. Se vuelve un policía y plantándose delante del escritor le pregunta: “ ¿qué es eso de zicario?”, don Ramón sin inmutarse le contesta: “ para mí “zicario” y policía es lo mismo”, el policía responder ¡ah!, y se va tan tranquilo. Tengo que aclarar que Valle-Inclán ceceaba porque, aunque era gallego, había vivido bastante tiempo en México. Antes en el colegio se nos dictaba y nos hacían leer en alto, y eso servía para aprender y mejorar tanto la lectura como la escritura, desgraciadamente hoy en día a esto no se le da importancia, y así vemos a profesores que escriben todo en mayúsculas porque, según ellos, éstas no se acentúan, y así, tan tranquilos, ocultan su ignorancia con una falsedad. Sobre todo la colocación de las tildes es algo patético hoy en día, ya que nadie lo hace, e incluso cuando se hace se coloca indebidamente, y esto puede tener gran importancia como nos muestra José Antonio Millán en su libro : Perdón, imposible.
Va algo de lo que yo recuerdo:
 El médico me medicó, pero no me lo tomé porque yo me medico solo.
Yo dialogo sólo con él, pero el periodista tiene un diálogo muy fluido y él si dialogó con todo el mundo.
Seguro que él cantará, porque si yo cantara sería horrible. La cántara mejor llena que vacía.
Yo liquido mi cuenta porque él también la liquidó, y no dejó nada líquido en ella.
El funcionario era muy válido, y fuel él el que me validó el documento, aunque no sé si me ha valido para algo.
Yo deposito el objeto y él depositó el dinero, pero ninguno teníamos depósito.
 Los ejemplos son algos cutres, pero ahora no doy para más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Exposición de tractores antiguos en la localidad de Lechedo

En el pequeño pueblo de Lechedo se ha organizado una exposición de tractores antiguos. Tractores muy antiguos fabricados en diversos países...