sábado, 15 de octubre de 2016

Un paseo por los alrededores.

Hacía mucho tiempo que no me daba un paseo por los alrededores y hoy me he sentido con ganas para hacerlo.
Subo hacía el monte los pinos y desde el mirador contemplo, callado, la ciudad.


Briviesca desde el  mirador del monte los pinos.

Un pico picapinos se me  posa en la rama de un pino, y cuando lo tengo a tiro de la máquina se me mueve y me deja sin trofeo. ¡Puf, que rabia!


Vista de la huertas. Al fondo los Obarenes.

El cielo no es muy prometedor, pero se comportó.

Bajo la protección de una roca enorme me encuentro este mosquito. Después de dudar entre varios me inclino por la Tipula maxima, que es muy parecido a la Tipula oleracea o mosquito de la col.

Observo en un cardo corredor esta bolsa, y la abro para comprobar que habitante se encuentra dentro.

Se ve claramente que es una araña.

Así que  después de molestarla un poco y hacer que se mueva (espero que me haya perdonado) me inclino porque sea una araña de  bolsa (Chiracanthium punctorium), aunque la foto no es nada buena.

A este árbol que por esta tierra se le llama jerbal (sorbus domestica) me lo encuentro en el camino. Está cargado de frutos, pero solo en la parte alta; en la parte baja no había ni uno ya que al pie del tronco se hallaba  una pequeña escalera de madera que me imagino que habrá servido para coger los frutos más bajos.
Según los lugares por donde vayas lo pueden llamar, jerbo, zurbal, surbial, pomal...
En Castilla era muy frecuente usar su madera para mecanismo de piano y órganos, así como castañuelas y otros tipos de instrumentos. Ya se ven muy pocos.

En los arbustos se puede ver el cromatismo otoñal. Los rojos frutos del escaramujo y  del espino albar, los yezgos con sus negros frutos, los chopos con sus colores dorados amarillentos, los nogales cargados de nueces, y fresnos, avellanos y otros árboles que se agrupan en las orillas del arroyo.

Y a esta amiga me la encuentro cruzando la carretera. Coronella austriaca.

Mientras estoy un poco jugando con ella pasan dos ciclistas que por poco la arrollan. Por sus comentarios deduzco que uno de ellos ni siquiera la ha visto; el otro se asombra que esté fotografiándola tan tranquilo. Culebra lisa europea.
Todavía se pueden observar las tardias mariposas, que liban el polén de las últimas flores que aún quedan. Esta en concreto es una  Colia alfacariensis.


Este bello gato y a su hermano me los encuentro tomando el sol. Uno de ellos viene hacia mí maullando intentando, creo yo, obtener algo de comida.

¡Qué bellos son!

A lo lejos observo los Obarenes con nubes sobre sus cumbres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Exposición de tractores antiguos en la localidad de Lechedo

En el pequeño pueblo de Lechedo se ha organizado una exposición de tractores antiguos. Tractores muy antiguos fabricados en diversos países...