miércoles, 5 de octubre de 2016

Subida al san Millán desde Santa Cruz del Valle Urbión

Dos compañeros del club me piden que los acompañe hasta el san Millán ya que ellos no han estado nunca. Como es obvio no tardé ni un segundo en decirles que sí, y así este miércoles día 5 lo hemos hecho. Son dos grandes amigos y como entre los tres casi llegamos a los 200 años había que realizar la ruta ahora que podemos, y es que como me dice otro amigo " somos mortales".

 Antes de las nueve llegamos al àrea recreativa de Zarcia situada en el pequeño pueblo de Santa Cruz del Valle Urbión, y allí aparcamos el vehículo y emprendemos nuestra ruta.

 Foto de salida. Hay algunos a los que es imposible quitarle la bota.



Al llegar a esta bifurcación hay que elegir y nosotros tomamos la tradicional, la de la izquierda que va siguiendo  la orilla del río y al que tendremos que vadear en varias ocasiones. Hoy bajaba muy poca agua y esto no fue ningún problema.


El agua cantarina baja lamiendo las rocas, y como es escasa su murmullo es menos fuerte que en otras ocasiones.


 El penúltimo refugio que nos podemos encontrar antes del san Millán.

 Todavía no se nota mucho el otoño en el hayedo, y son los serbales o cerbellanos(sorbus aucuparia) con sus bayas rojas los que más atraen las miradas de los caminantes.

 Después de un buen rato andando hay que desprenderse de ropa porque el día es estupendo, la temperatura altísima para la época en que estamos y los cuerpos sudan más de lo normal.

 Ya vemos el san Millán. La cima está alumbrada por el sol y el cielo es azul pero acompañado de nubes blancas.


 Última choza o refugio antes de alcanzar la cima. Hoy no pudimos disfrutar de la cascada que suele haber en este lugar ya que lleva mucho tiempo sin llover.


 Desde arriba podemos ver como abajo la niebla todavía persiste en el valle.

 Descanso para la foto.Se nota lo seco que está el campo.

 Hemos llegado hasta el Portillo; desde aquí hasta el san Millán es un paseo agradable, fácil y corto.

 Son las 11,50 cuando hacemos cumbre y posamos delante del buzón con nuestra bandera ondeando.

 Después del bocata y de pimplar buena uva fermentada así se me quedaron los colegas. ¡Cuánto le costó a los dos emprender de nuevo la marcha!

Estamos en el punto donde es obligado el descenso. En esta ocasión se encontraba muy señalizada.


 Hemos llegado a la choza de la Majada de los Carneros, buen lugar para refugiarte si aprieta el frío o la nieve.







Después de bajar unos cuantos metros llegamos a este cruce donde`podemos optar por bajar por las cascadas de Altuzarra o por el pinar. Nosotros optamos por el pinar y desde aquí hasta el área recreativa es un paseo placentero y fácil de tan solo unos 4 kilómetros.
A las 14,50 llegamos a nuestro destino cansados pero felices.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Exposición de tractores antiguos en la localidad de Lechedo

En el pequeño pueblo de Lechedo se ha organizado una exposición de tractores antiguos. Tractores muy antiguos fabricados en diversos países...