domingo, 4 de diciembre de 2016

Cañón del Ebro: Valdelateja -Pesquera- Cortiguera- Valdelateja

Ruta Cañón del Ebro: Valdelateja- Pesquera de Ebro- Cortiguera-Valdelateja.
Al poner tantas fotos pretendemos que aquellos que no habéis ido os podáis hacer un recorridodvisual bastante semejante al nuestro.
Cuarenta y siete participantes que disfrutamos de un bello recorrido y de un día bastante aceptable.
Nada más dejar el autobús y hacernos la foto reglamentaria, el grupo salió en perfecta armonía y poco a poco cada cual se fue adaptando a su ritmo. Fuimos pasando por los lugares más pintoresco, llamando la atención de cada uno en mayor o menor medida. Así al pasar por el puente que cruza el río Rudrón, las cámaras de fotos y lo móviles no paraban de hacer fotos. Durante el trayecto que se divisa el río Ebro, llamaron la atención los madroños, que estaban cargados de frutos rojos en perfecto estado de sazón. Sufrieron su correspondiente rapiña y pasaron a formar parte del desayuno de algunos de los caminantes. En Pesquera fue la iglesia y su enorme olmo seco la que causó la admiración del grupo. Volvieron a salir las maquinarias fotográficas. Será en la ermita de san Antonio donde nos reagrupamos y  procedimos  a la correspondiente toma de bocadillos.
Abandonamos Pesquera de Ebro, dirección Cortiguera y allí en aquel diminuto pueblo, volvío a ocurrir más de lo mismo.
Desde Cortiguera hasta Valdelateja el objetivo principal era observar el cañón del Ebro. Un par de miradores nos servirían para hacer esa labor más fácil y placentera.
El joven del grupo, Alejandro, con sus prismáticos al cuello se afanaba por localizar alguna que otra rapaz por esos acantilados, y ,al final, su esfuerzo se vio recompensado encontrándose, en la otra orilla del río, sobre unas rocas, un grupo de cinco buitres. Más adelante veríamos pasar volando un halcón peregrino, y también, pero esto como curiosidad, vimos volar en grupo masivo las hojas secas de los robles.
En Valdelateja casi todo el grupo disfrutó de unas cervezas, sentados al sol,  en las mesas de la terraza del bar. Después tocaría coger otra vez el autobús e irnos al restaurante a disfrutar de la comida.
¡Buen provecho, y hasta la próxima!

Foto de los 47 participantes de la ruta.

Caminando hacia Valdelateja







Valdelateja, envuelta en un halo de niebla.










Algunas tomaron agua muy temprano...


El río Rudrón a su paso por Valdelateja.






Cruzamos el puente sobre el Rudrón















Expoliando al madroño. Los frutos estaban en perfecto estado de sazón, ¡qué ricos!



Ya se ve Pesquera de Ebro.





El enorme olmo seco fue el escenario preferido para las fotos.

Iglesia de san Sebastián

Parte del grupo dialoga en buena armonía.




 
Escudo en una casa de Pesquera.


Monumento al marinero. Original, raro o estrámbotico, no sé cómo denominarlo.


El grupo se reagrupó en la ermita de san Antonio. No sé si alguna soltera le haría el correspondiente pedido a san Antonio: "San Antonio bendito, dame marido rico aunque sea un borrico"

Puente medieval sobre el río Ebro en Pesquera de Ebro.

Ermita de san Antonio.




Estos colegas fueron abriendo la marcha en todo momento.

















San Antonio, tranquilo, nos observa.

Interior de la ermita de san Antonio, situada al final del puente medieval que cruza el Ebro.

Escudos en la ermita, uno a cada lado de la puerta de entrada.



Algunos se percatan de que están siendo fotografiados.












Abandonamos Pesquera de Ebro camino de Cortiguera








Duelo de fotógrafos

















Entramos en Cortiguera.






 No solo se abandonó el pueblo.



 Escudo en la casa rural de Cortiguera.

 Casa rural en Cortiguera. Vetusta casa  blasonada de la villa.

Cortiguera se va quedando atrás.Se ve envuelta entre los arbustos.


 Algún ciclista también se animó.

 Los buitres, aunque lejos, los pudimos observar.Gran trabajo de Alejandro para localizarlos.







Alejandro no cedió en su empeño hasta lograrlo.


 La ermita de santas Centola y Elena se ve en la lejanía sobre el promontorio rocoso.
 Nos vamos acercando a Valdelateja

 No son buitres, ni mariposas monarca, son las hojas de los robles volando.

De regreso a Valdelateja



La terraza del bar, estupenda para descansar, refrescarnos y mandar los mensajes vía  wasshap.


 
Alguno haciendo el idiota, ¡como siempre!

 






Adiós, Valdelateja querida

 Algunos tuvieron tiempo de subir a la ermita de santas Centola y Elena








¡Cómo se ve Valdelateja desde la ermita! ¡Guay!




Interior de la ermita
 
 Preparándonos para ir al restaurante.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Una visita a Oña y su Jardín Secreto.

Si tienes algo de tiempo puedes acercarte hasta la   “Muy leal y Valerosa Villa” de Oña. Oña forma parte con Poza de la Sal y Frías de l...